jueves, 15 de octubre de 2015

Y EL FUTURO – ¿CUANDO LLEGA?

En varias conferencias que he realizado, tiendo a hacer la misma pregunta… ¿Cómo te ves de aquí a 10 años?; sin embargo, muy pocas personas me han preguntado ¿Por qué?

Una vez mientras conversaba con unos amigos les hice una pregunta diferente, ¿Cómo te ves en el futuro?. Muchos me respondieron que dueños de sus propias empresas, con dinero y reconocidos profesionalmente. A lo cual agregué, y eso será cuando seas joven o seas ya mayor?; a esta repregunta, me respondieron “será pronto”. 

Algunos años después, recordé esta anécdota y les pregunté si ya tenían sus empresas, si tenían dinero y si eran reconocidos profesionalmente; me indicaron que estaban trabajando en ello y el momento ya llegará. Espero sinceramente que el momento llegue pronto.

Como pueden observar, uno puede tener la mejor visión de futuro, pero si esta visión no tiene un plazo, es muy probable que el futuro nunca llegue. Como en los planes estratégicos de las empresas y corporaciones, es importante plantearnos un plazo para llevarlo a cabo, ya que nos permite establecer una serie de acciones que contribuirán que ese futuro que deseamos se convierta en nuestro presente. Nos permite establecer que acciones son necesarias realizar en el corto, mediano o largo plazo, de forma ordenada.

Asimismo, el plazo nos permite controlar nuestro nivel de avance, controlar si estamos en el tiempo correcto o nos hemos atrasado. En tal sentido, permitirá reestructurar el plazo de nuestra visión de futuro, si fuimos muy optimistas en el plazo planteado inicialmente. Como ya mencioné anteriormente, el Plan Estratégico Personal no está escrito en piedra, y puede ser actualizado, si las circunstancias que le dieron origen cambian o si las acciones planteadas no se cumplen en los plazos establecidos.

Por ejemplo, si mi visión es ser un abogado exitoso y aún no inicio mis estudios, debo tomar en cuenta que concluir la universidad probablemente tome unos 5 a 6 años. Posteriormente, me tomará 2 o 3 años trabajar como abogado junior en un buffete de abogados. Finalmente, entre 2 o 3 años mas, si tomo la iniciativa de posicionar y consolidar un buffete de abogados propio. Entonces, nuestra visión, en el mejor de los casos, nos tomará entre 8 y 10 años. 

Pero ¿Por qué 10 años? Es una decisión personal, dado que es una forma muy simple de explicar porque la visión de futuro debe siempre establecer un plazo, relativamente largo, para ser ejecutada. En mi ejercicio profesional, siempre he considerado metas menores a 10 años, de mediano o corto plazo. Sin embargo, el plazo depende mucho de las acciones que ha planeado para concretar su visión de futuro.

Quiero finalizar compartiendo con ustedes un increíble video, de una entrevista realizada hace varios años a dos grandes visionarios que con sus acciones cambiaron el mundo: Steve Jobs y Bill Gates.





No hay comentarios:

Publicar un comentario